11 S – In memoriam

MychalJudge
1933-2001

Hace 17 años éramos testigos, en directo, de uno de los atentados más terribles que causaba 1102 víctimas.

Nuestro blog, nuestra Comunidad, conmemora a estos inocentes que perdieron la vida recordando a uno en especial: fray Mychal F. Judge; cristiano gay y mártir.

Como cada año cientos de personas marcharan por las calles de la ciudad de Nueva York para honrar la memoria del padre Mychal Judge, franciscano, la primera víctima registrada del 11 de septiembre de 2001 en los atentados contra el World Trade Center. Judge, capellán de los Bomberos de Nueva York, tenía 68 años de edad cuando murió mientras le daba la extremaunción en ese lugar a un bombero.

Cuando los comandantes dieron órdenes de evacuar el edificio, se negó a abandonar a los cientos de bomberos que seguia atrapados en el interior diciendo: “Mi trabajo aquí no ha terminado.

Fray Mychal subió al altillo intentando llegar hasta algunos bomberos lesionados. Al ver el desastre, clamó fervientemente y en repetidas ocasiones, “¡Jesús, por favor terminar con esto ahora! ¡Dios, por favor pon fin a esto!

El médico forense declaro en su certificado de defunción, que fray Mychal Judge murió de un fuerte traumatismo en la cabeza. La herida era visible en la parte posterior de la cabeza. Fue designado como Víctima 0001 porque el suyo era el primer cuerpo recuperado de la escena.

Su cuerpo fue llevado inicialmente a la iglesia de San Pedro en la calle de la WTC, a continuación, fue llevado a la estación de bomberos West 31st Street, y luego a su casa a la Iglesia de San Francisco de Asís para el velatorio y el funeral. Está enterrado en el cementerio de Santo Sepulcro en Totowa, Nueva Jersey. Allí sigue siendo visitado, 17 años después, por devotos de todo el mundo.

La chaqueta de fuego y casco que el P. Mychal llevaba cuando murió – quizás el más sagrado de sus reliquias físicas – están ahora expuestos en el Museo de Bomberos de Nueva York.

Sorprendentemente, fueron encontrados intactos en los escombros del World Trade Center en la que todo lo demás se pulverizó.

En la vida de fray Mychal Judge se constata la extraordinaria imitación con Cristo, “Como un pastor que apacienta el rebaño, su brazo lo reúne, toma en brazos los corderos y hace recostar a las madres.” (Is 40, 11).

Miles ahora rezamos por su intercesión por muchas causas. Aquellos que ayudo en vida, y que sigue ayudándoles:

bomberos y policías,
niños y personas mayores,
homosexuales y lesbianas,
familias y personas individuales,
alcohólicos en recuperación,
los niños con autismo,
prenatales y enfermedades del corazón,
inmigrantes y refugiados,
las personas sin hogar y los hambrientos,
los enfermos, heridos, y asustados,
las personas con VIH,
los dolientes que han perdido a sus seres queridos,
el acusado falsamente y rehenes;
traicionados por los funcionarios de la Iglesia,
los que se sienten abandonados por Dios,
los que dudan de su fe,
los que dudan de su autoestima,
los que despiertan a Dios,
los que regresan a Cristo,
los que viven su renovación espiritual,
y los que sirven…

“Éstos son los más pequeños de mis hermanos…”

Era un titán; tenía admiradores y amigos de todos los sectores políticos y sociales; su vida se conmemora en el aclamado documental “El santo de 11/S.” En la película destaca el intento de mostrar un secreto a medias del sacerdote, su homosexualidad. En su diario privado, el venerado sacerdote católico escribió: “pensé en mi condición homosexual y cómo la gente que conozco nunca llega a conocerme por completo.” Esto le llevo a vivir abiertamente su condición y llevar adelante un audaz apostolado en los lugares de ambiente de Nueva York.

Fray Michal, intercede por nosotros….

14 de mayo…

San-Matias-Duccio-di-Buoninsegna
Matthías, apóstol; ?-80
(san Matías)

… entre los que estuvieron con nosotros durante el tiempo que el Señor Jesús vivió en medio de nosotros… uno de los que fue testigo de la resurrección.
Hch 1, 15-17.20-26

Alabado seas, Señor, por todos tus santos.
Movidos por tu Evangelio, inventaron una fraternidad sin fronteras, defendieron la libertad.
Son la memoria viva de tu presencia en la historia.
Bendice y haz fructificar nuestro compromiso en esta tierra y en este tiempo.

3 de diciembre…

dsfgsdrh2154548_2015123080400
Francisco de Jaso y Azpilicueta, 1506-1552

Cuando veo las necesidades presentes y la carga que llevo sobre mí, a veces me olvido de mí para socorrer al prójimo; pero la mayor parte de las veces resulto gravemente herido. Así pues, tengo por certero que es muy seguro recogerme de vez en cuando en oración, a ejemplo de Nuestro Señor Jesucristo.
(27 de enero 1552 – DI II, 307)

28 de agosto…

675301_san_agustin_confesiones
Agustín de Hipona, 354-430

“Señor, yo no existiría en absoluto si tú no estuvieras en mí; o mejor, yo no existiría si no estuviera en ti.
¿Y a qué se reduce todo cuanto he expresado sobre ti, Dios mío, vida mía, mi santa dulzura? ¿Qué puede decir cualquiera cuando habla de ti?
¿Quién podrá concederme que yo repose en ti? ¿Quién me concederá que vengas a mi corazón y lo embriagues, para que me olvide de todos mis males y me abrace contigo, único bien mío?
Por tu ternura te pido me digas qué eres tú para mí. Dile a mi alma: Yo soy tu salvación. Y dilo de tal modo que yo lo oiga.”

Te dejo esta cancioncilla en que relata la famosa escena de Agustín en la playa:

A las Canonesas…

24 de agosto… Ahí tenéis un israelita de verdad, en quien no hay engaño (Jn 1, 45-51)

 260px-SanBartoloméApóstol
Natanael
(san Bartolomé, apóstol)

Es el apóstol apenas conocido; por no saber, hasta dudamos de su nombre; y, sin embargo, forma parte de la roca y cimiento de la Comunidad cristiana. Los protagonismos, los triunfalismos, la espectacularidad -¡que sí, que se dan entre nosotros!- no dicen con el Evangelio. Por otra parte, Jesús mismo hace el elogio de Bartolomé: “Un israelita de verdad en el que no ha engaño”. ¿No creéis que, en nuestro camino, nos encontramos con gentes que se creen poseedoras exclusivas de la verdad ? Es más difícil ser buscadores de la verdad, y estar dispuestos a ser fieles a la misma, incluso hasta sentir el desprecio y abandono de muchos. Todo, para ser apóstol, misionero. Los apóstoles lo oyeron de labios de Jesús: Id y predicad, bautizad y perdonad, curad y sanad. La misión primera de la Iglesia es evangelizar.

Los apóstoles acabaron su vida en el martirio. Fueron testigos de verdad. Fieles hasta la muerte. La tradición dice que a Bartolomé le martirizaron quitándole la piel. En todo caso, aquí sí que se cumple la expresión popular y deportiva: “Hay que dejarse la piel en el campo”.