Hoy en Zaragoza: Ciclo de Proyecciones

EL DOCUMENTAL

Arizmendiarrieta, el hombre cooperativo” de Gaizka Urresti.
97 min, España (2018)

La historia de Jose Mari Arizmendiarrieta, un sacerdote, un líder, un empresario, ideólogo y pensador es ejemplo de un personaje genial y único.

En plena posguerra, un sacerdote vasco y sus jóvenes alumnos fueron el germen del mayor grupo cooperativo del mundo y un referente humano y empresarial a nivel mundial.
Sin moverse de Mondragón, José María de Arizmendiarreta creó Fagor, Eroski, o Caja Laboral entre otras muchas empresas e instituciones. Se enfrentó a todos con el único fin de colocar al hombre en el centro de la lógica económica y empresarial.
Sesenta años después nos cuestionamos qué vigencia tiene hoy en día su búsqueda de un equilibrio entre el desarrollo económico, la competitividad y los valores humanistas.

Hora: 19,00h

Precio: 2 €

Entradas en Cajeros del Grupo Ibercaja y entradas.ibercaja.es (más gastos) (botón Otros Eventos), y en taquilla del Centro Joaquín Roncal (C/san Braulio, 5-7).

10% de descuento en SURALIA en consumiciones de café, té y refrescos presentando tu entrada antes de la proyección

Más información: http://www.elhombrecooperativo.com

Mujer tenía que ser

1200px-El_Intermedio_logo.svg

Si eres chica y lo haces bien, hay muchos chicos que van a por ti“, así de rotunda ha hablado hoy en El Intermedio la piloto de motos Laia Sanz sobre el machismo al que ha tenido que enfrentarse a lo largo de su carrera. Confiesa que ha tenido que vivir “muchas cosas por el hecho de ser mujer” y destaca que ha logrado ser “respetada por los otros pilotos tras un largo camino“.

http://j.mp/2rNsDnY

Mujer tenía que ser

1200px-El_Intermedio_logo.svg

Carmen Avendaño explica en El Intermedio cómo fue su lucha contra el narcotráfico en Galicia y asegura que Manuel Fraga lloró en un encuentro para explicar el drama que vivían sus hijos. Señala que llamó “cabrón” a Sito Miñanco y éste le amenazó: “Me lo encontré en la puerta de un bar y fui consciente de que si yo bajaba los ojos, él ganaba. Le mantuve la mirada y él la bajó, aquel día supe que había que hacerle frente“.

http://j.mp/2wsdtKs